¿Sabías qué la versión de Internet Explorer que usas está obsoleta?

Para obtener la mejor experiencia posible usando el sitio MascotasOnline.cl, te recomendamos que actualices tu navegador a una versión más actualizada o a otro navegador. Aquí abajo podrás encontrar algunos de los que recomendamos.

Aprende a reconocer algunas conductas que podrían ser perjudiciales para tu mascota

Categoría: Actualidad

Los que convivimos a diario con mascotas nos damos cuenta de muchas conductas que éstas tienen, algunas pueden parecernos divertidas, normales y otras fuera de lo común. Lo importantes es aprender a reconocerlas y saber si tratan de comportamientos normales o que puedan estar asociados a ciertas enfermedades.

 

En muchos casos los problemas de comportamiento son consecuencia de pautas de conducta normales en la especie en cuestión pero desagradables para el propietario del animal, (por ejemplo: marcaje territorial con orina de los gatos o agresividad del perro). Otras veces existen problemas de conducta reflejo de alteraciones orgánicas, por lo que tenemos que tener en cuenta la posibilidad que la conducta del animal este causada por una enfermedad. Muchas enfermedades producen cambios en la conducta del animal con manifestaciones que pueden incluso ser la base del diagnóstico de la enfermedad padecida.

 

A continuación te detallamos algunas de estas conductas para que las vaya incorporando y conozcas sus causas y soluciones, en el caso que aplique.

 

Si tu perro tiene el mal hábito de comer su caca o la de otros perros, tiene una conducta llamada coprofagia. Es una consulta muy común en las clínicas veterinarias y una conducta que ningún dueño de mascota la quisiera para su perro.

 

Las causas de la coprofagia son diversas, y es importante estudiarlas, pues podrían ser distintas enfermedades como insuficiencia pancreática, pancreatitis, infecciones intestinales, síndrome de mala absorción y exceso de alimentos, por comidas con exceso de grasa.

 

Las causas pueden dividirse principalmente en dos:

 

  • Fisiológica o nutricional 
    • Problemas en el sistema digestivo: por diferentes enfermedades que producen una carencia de ciertos nutrientes. Podría ser una pancreatitis o insuficiencia pancrática, por ejemplo.
    • Deficiencias alimentarias: si el perro no se alimenta con una comida balanceada o es deficitaria en algún nutriente, el perro buscará en las fecas una fuente de nutrientes. Por el contrario podría tener una alimentación excesiva en grasas generando el mismo comportamiento.
    • Alteraciones intestinales: podría ser como respuesta a regular su flora intestinal, por ejemplo frente a un síndrome de mala absorción.
  • Etológicas o por comportamiento: podrían aprender la conducta imitando a otros perros o como respuesta a la falta de atención de sus amos. Algunos ejemplos de esto:
    • Por imitación: El perro ve que otros perros lo hacen, y los imita. Podría ser un cachorro que imita la conducta de su madre, por ejemplo.
    • Cuidado maternal: Por instinto las madres ingieren las fecas de sus cachorros. Es una conducta normal en este caso
    • Necesidad de atención: perros que reciben poca atención de sus dueños podrían hacerlo como una manera de llamar su atención.
    • Potenciar el olor: muchos perros potencian su olor restregando su cuerpo con heces, y lo que se cree que es que comérselas sería una extensión de esta conducta
    • Ansiedad: un perro con mucha ansiedad dada por fobias, falta de ejercicios, ansiedad por separación, etc., podría generar la conducta de comerse sus heces.

 

En el mercado nacional hoy existen soluciones que ayudarán a combatir este problema. Junto con recoger las heces de manera permanente, y distraer al perro cada vez que se encuentre en esta conducta, es importante asistir a tu Médico Veterinario. Existe un producto llamado Cracul, que les otorga un pésimo sabor a las heces, evitando así que el perro las ingiera, pues puede ser muy perjudicial para la salud.

 

Es muy común también que sientas un mal aliento proveniente del hocico de tu perro al respirar esta condición es llamada halitosis, que puede ser la sintomatología de variadas enfermedades. Si lo notas en tu mascota es importante que estés atento a lo que podría ser.

 

Podría tener una enfermedad bucal o periodontal, en donde los síntomas además serán problemas para comer, pérdida de dientes y salivación en exceso. En el caso de que tu mascota esté sufriendo de esto, debes llevarla al Médico Veterinario para que realice un procedimiento llamado destartraje, en donde se limpiarán los dientes.

 

Otras causas de halitosis pueden ser enfermedades al riñón o enfermedades que afectan el aparato digestivo, como inflamación de garganta o faringe, tonsilitis, cuerpos extraños, entre otras.

 

Si percibes mal aliento de tu mascota debes estar atento, y tendrás que visitar al Médico Veterinario. En caso de descartar las patologías mencionadas puedes utilizar un producto que existe en el mercado para mejorar el aliento. Se llama Dogui Oral y es un spray que se aplica en la cavidad bucal del perro y mejora el aliento, siempre que no tenga una patología asociada. Puedes encontrarlo en supermercados, clínicas veterinarias y pet shops.

 

Por último, todos sabemos que las  pulgas son una molestia para los perros, por la picadura que les producen. En muchos perros sólo producen picazón, sin embargo, en muchos se genera una reacción alérgica a la picadura de la pulga, específicamente a la saliva de ésta. Es por eso, que sólo basta una sola picadura para que se genere todo el molesto cuadro. Podrás encontrar a tu mascota desesperado rascándose, en círculos tratando de rascarse su cola, y muy incómodo por la picazón que siente.

 

Los síntomas más frecuentes a la Dermatitis Alérgica por Picadura de Pulga (DAPP) son:

  • Picazón intensa.
  • Enrojecimiento, costras y heridas en cara, axilas, orejas, ingles, cuello y espacios interdigitales, producto de las mordeduras y al rascarse por la molestia producida.
  • Alopecia moderada y manchas en la piel.
  • Otras enfermedades como conjuntivitis, otitis, etc.

 

Es fundamental que lleves a tu mascota al Médico Veterinario si sospechas de DAPP, para evitar complicaciones. El tratamiento es muy complicado, porque hay que eliminar todas las pulgas del ambiente, pues bastará una sola picadura para que desencadene todo el cuadro.

 

Para eliminar las pulgas del perro puedes utilizar Fiprokilll en spray o Fiprodrag en pipetas, o Sinpul spray o pipetas. Es fundamental además que trates el ambiente con productos especialmente formulados para ellos.

 

Ahora que ya sabes que estas conductas pueden ser peligrosas, debes estar atento y llevar a tu mascota a un Médico Veterinario ante cualquier sospecha.

Tienes que estar registrado en el sitio para hacer comentarios