¿Sabías qué la versión de Internet Explorer que usas está obsoleta?

Para obtener la mejor experiencia posible usando el sitio MascotasOnline.cl, te recomendamos que actualices tu navegador a una versión más actualizada o a otro navegador. Aquí abajo podrás encontrar algunos de los que recomendamos.

Cómo entender el lenguaje de tu gato

Categoría: Actualidad

Los gatos se comunican a través del lenguaje corporal, el cual nos permite entender qué es lo que quieren decir. A través de un movimiento de cabeza, la posición de su cola o su postura, el felino comunica cómo se siente y qué es lo que quiere. Para que identifiques qué es lo que te quiere expresar tu mascota, compartimos algunos movimientos corporales que te pueden dar varias pistas.

Analicemos primero la posición de la cola de tu felino:

•Hacia abajo y erizado: “Tengo miedo, ¡no me toques!”.

•Hacia arriba, en ángulo de 90º con el cuerpo: “¡Me alegro de verte!”.

•Si pega pequeños latigazos hacia los lados: “¡Estoy enfadado, cuidadito con las manos!”.

•Hacia arriba pero con la punta ondulada en el aire: “Qué a gustito estoy, ¡seamos amigos!”.

•Posición media, entre las piernas y ondulado en el aire: “Vaya, ¿qué será eso que llevas en la bolsa?, ¡me muero de curiosidad!”.

•Lo lleva hacia arriba y parece que tiene un tic nervioso: “¡Me vuelves loco! ¡Cuánto te quiero!”.

•El meneo variado de un lado al otro del cuerpo puede tener dos interpretaciones: “Estoy en celo” o “¿Me das mimos? 

•Hacia arriba y erizado como un plumero: “Más vale que te quites del medio”

Si además de su cola te fijas en la posición de las orejas de tu gato, lo terminarás conociendo a la perfección:

•Si las orejas están rectas, abiertas y hacia adelante no habrá problema. Tu gato está feliz.

•Si encuentras la misma posición de orejas abiertas hacia adelante y sus ojitos están achinados, como guiñando, tu gato está encantado de la vida. (De hecho si ves que tu gato te guiña alguna vez no te está seduciendo, sino que te está demostrando que está confiado y tranquilo. ¡Devuélvele el guiño!).

•Pero si ves que las orejas están rectas pero giradas hacia atrás, y además le añadimos los ojos fruncidos, tu gato está muy enfadado. Mejor dejarlo tranquilo un rato.

•Peor aún si las orejas están agachadas y sus pupilas dilatadas. Esto te indicará que se siente intimidado y quiere atacar. Ni lo molestes.

Las pistas sobre comunicación corporal de cada una de las partes del cuerpo del gato no pueden analizarse por sí solas, sino que el conjunto de señales dan más pistas sobre qué estado de ánimo tiene el gato en ese momento.

Tienes que estar registrado en el sitio para hacer comentarios