¿Sabías qué la versión de Internet Explorer que usas está obsoleta?

Para obtener la mejor experiencia posible usando el sitio MascotasOnline.cl, te recomendamos que actualices tu navegador a una versión más actualizada o a otro navegador. Aquí abajo podrás encontrar algunos de los que recomendamos.

Las 5 problemas de salud más frecuentes en el perro

Categoría: Salud

1.- Parásitos externos:

-Las pulgas: son pequeños parásitos que se desarrollan en climas cálidos y húmedos. Chupan la sangre del perro por lo que una infestación masiva podría causar anemia, además su saliva puede provocar alergia en algunos perros y hacer que se rasquen hasta dañarse

-Las garrapatas: son parásitos de tamaño grande y fáciles de ver. Ellas se incrustan en la piel de los perros y otros mamíferos durante su etapa adulta, succionándoles la sangre antes de reproducirse. Las garrapatas pueden transmitir enfermedades y también causar anemia cuando el perro está infestado masivamente y producir un shock paralizante

-Sarna: Los ácaros de la sarna sarcóptica son parásitos microscópicos que se establecen sobre la piel del perro, produciendo así la sarna. Estos parásitos pueden contagiarse a otros animales, incluyendo al ser humano, causando irritación de la piel, pérdida de pelo y costras. Si la enfermedad no es tratada, puede producir otros trastornos orgánicos y el perro puede llegar a morir. 

 

2.- Diarreas:
La diarrea se caracteriza por producir heces muy blandas, llegando incluso a ser líquidas.
Para saber qué hacer si tu perro tiene diarrea primero debes averiguar la causa, siendo las más frecuentes; cambios en su dieta, intolerancia alimenticia, intoxicación, parásitos internos, enfermedades renales o hepáticas, ansiedad, estrés y tumores. Por ello, la diarrea es un síntoma que suele ir acompañado de otros signos que debemos averiguar para acudir al veterinario con toda la información posible. No se trata de una enfermedad en sí misma y debe tratarse en función de la causa subyacente.

3.-  Tártaro dental 
El sarro dental, también denominado tártaro, es una partícula que se va adhiriendo a la pieza dental y persiste con el paso del tiempo. Consiste en un depósito de material calcáreo que se adhiere a los dientes, propiciando un color blanco-verduzco-amarilento oscuro. Hay ocasiones en que los dueños se pueden dar cuenta que el perro ha perdido el apetito o que sólo ingiere algunos alimentos. Esto puede deberse a la presencia de sarro en sus dientes, y para ello debes revisarlo periódicamente y observarlo, ya que el sarro puede ocasionarle dolores fuertes e incluso la pérdida de piezas dentales.
El tratamiento para esta problemática dependerá de la gravedad del caso, pero todos parten por suprimir las dietas blandas. Seguramente también será recomendable una pasta dental para lavarle los dientes de 2 a 3 veces por semana. Si la situación es más grave necesitarás hacer una limpieza profunda y para ello habrá que sedarlo para que el veterinario pueda hacer un pulido dental.

4.- Otitis: 
La otitis en perros es la inflamación del oído, y puede ser de dos tipos:

-Otitis externa: afecta al conducto externo y va desde el tímpano hacia el exterior. La otitis externa es la más común, sin embargo, puede evolucionar en una otitis media o interna si entra la infección a través del tímpano.

-Otitis media o interna: la inflamación está en el interior del tímpano

 

Existen una serie de causas que predisponen a los perros a sufrir otitis. Por un lado, las otitis en perros son típicas de algunas razas como el Cocker Spaniel o el Yorkshire Terrier. Además, hay problemas anatómicos, como las orejas caídas, los canales demasiado pequeños, pelos en el oído, etc.

Las principales causas de la otitis en perros son; las enfermedades alérgicas (alergias alimentarias, dermatitis atópica, etc.), parásitos (fundamentalmente ácaros) y algunos agentes infecciosos.

Son aquellas que no podrían provocar una otitis por sí mismas. Sin embargo, si hay una causa predisponente, se desarrollará la enfermedad.

Bacterias.Levaduras (Malassezia pachidermatis es la más común).
 
 
5.- Traqueobronquitis canina o tos de las perreras. 

La Traqueobronquitis, más conocida como tos de perreras es una infecciosa enfermedad respiratoria altamente contagiosa entre los perros. Como el nombre lo indica, se caracteriza por la inflamación de la tráquea y los bronquios. Esta enfermedad, se encuentra en todo el mundo y es conocida por infectar a un porcentaje muy alto de perros al menos una vez durante su vida. También es médicamente conocida como traqueobronquitis y Bordetella.

Síntomas:
-La tos seca es el síntoma más común y puede sonar como bocina
-Náuseas
-Secreción nasal acuosa
-En los casos leves, los perros probablemente estarán activos y comerán normalmente
-En casos severos, los síntomas progresan y pueden incluir neumonía, falta de apetito, fiebre, letargo y hasta la muerte
-En los cachorros, perros jóvenes no vacunados y los perros inmunodeprimidos, pueden experimentar los síntomas más graves de la enfermedad

1.- Parásitos externos:

-Las pulgas: son pequeños parásitos que se desarrollan en climas cálidos y húmedos. Chupan la sangre del perro por lo que una infestación masiva podría causar anemia, además su saliva puede provocar alergia en algunos perros y hacer que se rasquen hasta dañarse

-Las garrapatas: son parásitos de tamaño grande y fáciles de ver. Ellas se incrustan en la piel de los perros y otros mamíferos durante su etapa adulta, succionándoles la sangre antes de reproducirse. Las garrapatas pueden transmitir enfermedades y también causar anemia cuando el perro está infestado masivamente y producir un shock paralizante

-Sarna: Los ácaros de la sarna sarcóptica son parásitos microscópicos que se establecen sobre la piel del perro, produciendo así la sarna. Estos parásitos pueden contagiarse a otros animales, incluyendo al ser humano, causando irritación de la piel, pérdida de pelo y costras. Si la enfermedad no es tratada, puede producir otros trastornos orgánicos y el perro puede llegar a morir. 

 

2.- Diarreas:
La diarrea se caracteriza por producir heces muy blandas, llegando incluso a ser líquidas.
Para saber qué hacer si tu perro tiene diarrea primero debes averiguar la causa, siendo las más frecuentes; cambios en su dieta, intolerancia alimenticia, intoxicación, parásitos internos, enfermedades renales o hepáticas, ansiedad, estrés y tumores. Por ello, la diarrea es un síntoma que suele ir acompañado de otros signos que debemos averiguar para acudir al veterinario con toda la información posible. No se trata de una enfermedad en sí misma y debe tratarse en función de la causa subyacente.

3.-  Tártaro dental 
El sarro dental, también denominado tártaro, es una partícula que se va adhiriendo a la pieza dental y persiste con el paso del tiempo. Consiste en un depósito de material calcáreo que se adhiere a los dientes, propiciando un color blanco-verduzco-amarilento oscuro. Hay ocasiones en que los dueños se pueden dar cuenta que el perro ha perdido el apetito o que sólo ingiere algunos alimentos. Esto puede deberse a la presencia de sarro en sus dientes, y para ello debes revisarlo periódicamente y observarlo, ya que el sarro puede ocasionarle dolores fuertes e incluso la pérdida de piezas dentales.
El tratamiento para esta problemática dependerá de la gravedad del caso, pero todos parten por suprimir las dietas blandas. Seguramente también será recomendable una pasta dental para lavarle los dientes de 2 a 3 veces por semana. Si la situación es más grave necesitarás hacer una limpieza profunda y para ello habrá que sedarlo para que el veterinario pueda hacer un pulido dental.

4.- Otitis: 
La otitis en perros es la inflamación del oído, y puede ser de dos tipos:

-Otitis externa: afecta al conducto externo y va desde el tímpano hacia el exterior. La otitis externa es la más común, sin embargo, puede evolucionar en una otitis media o interna si entra la infección a través del tímpano.

-Otitis media o interna: la inflamación está en el interior del tímpano

 

Existen una serie de causas que predisponen a los perros a sufrir otitis. Por un lado, las otitis en perros son típicas de algunas razas como el Cocker Spaniel o el Yorkshire Terrier. Además, hay problemas anatómicos, como las orejas caídas, los canales demasiado pequeños, pelos en el oído, etc.

Las principales causas de la otitis en perros son; las enfermedades alérgicas (alergias alimentarias, dermatitis atópica, etc.), parásitos (fundamentalmente ácaros) y algunos agentes infecciosos.

Son aquellas que no podrían provocar una otitis por sí mismas. Sin embargo, si hay una causa predisponente, se desarrollará la enfermedad.

Bacterias.Levaduras (Malassezia pachidermatis es la más común).
 
 
5.- Traqueobronquitis canina o tos de las perreras. 

La Traqueobronquitis, más conocida como tos de perreras es una infecciosa enfermedad respiratoria altamente contagiosa entre los perros. Como el nombre lo indica, se caracteriza por la inflamación de la tráquea y los bronquios. Esta enfermedad, se encuentra en todo el mundo y es conocida por infectar a un porcentaje muy alto de perros al menos una vez durante su vida. También es médicamente conocida como traqueobronquitis y Bordetella.

Síntomas:
-La tos seca es el síntoma más común y puede sonar como bocina
-Náuseas
-Secreción nasal acuosa
-En los casos leves, los perros probablemente estarán activos y comerán normalmente
-En casos severos, los síntomas progresan y pueden incluir neumonía, falta de apetito, fiebre, letargo y hasta la muerte
-En los cachorros, perros jóvenes no vacunados y los perros inmunodeprimidos, pueden experimentar los síntomas más graves de la enfermedad

Tienes que estar registrado en el sitio para hacer comentarios